Propiedades en parte de pago y cuotas en pesos

Propiedades en parte de pago y cuotas en pesos

Hoy en día, y con el atenuante de la cuarentena que estamos transitando, se están comenzando a tomar medidas que acepten el pago de propiedades en pesos, para unidades que estén aún en construcción, inclusive una vez que fueron entregadas, se podrá seguir abonando en cuotas.

No sólo los interesados compradores son beneficiados con esta medida, sino también los desarrolladores, quienes necesitan pesos para construir. Si bien el lote se compra en dólares, el resto lo pagarán en pesos, porque los sueldos y los materiales se pagan en pesos.

Los desarrolladores aceptan un plan de financiamiento durante el transcurso de la obra y las cuotas suelen ajustarse de forma mensual por el índice de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), esto es para mantener esos pesos en una moneda estable.

Además, ellos brindan la posibilidad de otorgar una financiación de pago en cuotas que oscilan entre los 12, 24 y hasta 36 meses posteriores a los dos o/ hasta cinco años que demanda la construcción de una obra.

Para estos casos se hará una hipoteca sobre la misma propiedad adquirida, de este modo el desarrollador tendrá una certeza de cubrir ese valor ante la posibilidad de que el comprador no pudiera seguir cancelando sus cuotas.

El comprador tiene la posibilidad de adquirir una vivienda con el 30% del valor de la misma y el otro 70% lo podrá cancelar, por ejemplo entre dos / cinco años (según la fecha pactada).

Pero contará con la ventaja de que en dos años podrá estar viviendo en la unidad funcional adquirida, mientras seguirá teniendo la financiación en pesos con el ajuste de la CAC durante dos años (o más según lo pactado).

¿Qué pasa con las propiedades a estrenar?

En los casos de propiedades a estrenar y que sea con posesión inmediata, algunos desarrolladores, para poder otorgar financiación al comprador, realizan a través de un pagaré, un aval de deuda hasta el lapso en que sea posible escriturar la unidad a favor del comprador.

A partir de ahí se implementará una hipoteca sobre el mismo inmueble adquirido. El porcentaje a financiar será del 40% sobre el valor del inmueble, en los casos de unidades terminadas, y se puede realizar hasta un plazo de 60 cuotas en pesos.

Unidades de pozo

En el caso de las obras de pozo se realizará un anticipo, que oscila en un 30% del valor de la unidad, y el saldo se abonará durante el proceso de su construcción. Por lo general este período es de 24 a 36 meses dando la posibilidad de prolongarlo por otros 36 meses más luego de la posesión del inmueble.

Otra opción es la de de pagar las unidades terminadas a estrenar con unidades usadas que se tomarán como parte de pago y luego se podrá financiar la diferencia (en pesos ajustados por la CAC o en dólares) hasta un 50% del valor de la propiedad.

Departamentos usados

También se puede realizar la venta de departamentos usados en cuotas. Este tipo de operaciones están más orientadas hacia los compradores de departamentos en proyectos que se terminarán en los próximos meses y que tienen la necesidad de vender su departamento usado porque cuentan con esa diferencia para dar el salto esperado.

Un ejemplo sería pasar de un dos ambientes a un departamento de tres, teniendo un capital en dólares en mano como para dejarlo de anticipo para la compra de una nueva unidad en construcción, tomando como plazo de tiempo de entrega la venta de su propia vivienda.

Compartir